AutónomosEmpresasFinanzasFinanzasEl renting aumenta su demanda en todas sus versiones y es ya un modelo clave de financiación empresarial

20/07/20210

El renting, de sobra conocido especialmente en el mundo de los vehículos, es un contrato de alquiler que se extiende a muchos más bienes que no sean inmuebles. Gracias al mismo, una empresa (el arrendador) cede el uso de un activo a otra empresa, autónomo o particular (el arrendatario) por el cual percibe unas cuotas. La cantidad puede fijarse en cuotas mensuales, trimestrales o anuales, y además del alquiler, el renting incluye los gastos de mantenimiento y un seguro o cobertura contra eventuales daños que se puedan dar en el bien. Este tipo de modelo está siendo clave para muchos empresas y pymes, que ven reducidos sus riesgos y que, de alguna forma, comienzan a apostar por nuevas vías de negocio, más digitalizadas

Los renting más comunes en las empresas

Esta fórmula, cada vez más extendida, se abarca desde diversos tipos de productos como son:

  • Renting industrial: El alquiler industrial es utilizado constantemente por empresas dedicadas a la producción industrial. Incluye principalmente a los equipos de maquinaria. Además esta fórmula ayuda a empresas de nueva creación a la hora de ahorrar costes mientras van capitalizando su proceso productivo.
  • Renting de tecnología: Debido a la rápida obsolescencia de los equipos informáticos y a la necesidad de un mantenimiento continuo, el arrendamiento de tecnología es uno de los más utilizados. Incluye desde equipos informáticos com ordenadores o impresoras hasta equipos técnicos. El ahorro para las empresas no sólo es económico, sino en tiempo, el que se ahorra con el mantenimiento y en una eventual venta posterior si el equipo es en propiedad.
  • Subarrendar: También conocido como Rent Back. Esta fórmula permite alquilar un bien para a su vez subalquilarlo a los clientes.
  • Vehículos: Sigue siendo la fórmula más empleada por sus innumerables ventajas, haciendo que casi todas las PYMES y grandes empresas apuesten por este tipo de alquiler, por encima incluso del Leasing.

 

Las 5 grandes ventajas del modelo renting

  • Aumenta la competitividad: Permitiendo a la empresa no tener que desembolsar la totalidad del precio de compra y disponiendo de esa liquidez resutlante para acometer nuevos proyectos. 
  • Depreciación sin efecto: como el bien se puede sustituir de manera periódica, se elimina la preocupación de tener que adquirir en propiedad nuevos bienes, ocuparse de su mantenimiento, sus reparaciones, seguros, accidentes y dar salida a esos bienes más adelante.
  • El tratamiento fiscal es favorable, ya que la empresa se puede deducir hasta el 100% de la cuota en el Impuesto de Sociedades o IRPF. 
  • Sin sorpresas: Al ser una cuota fija, no tiene imprevistos como los cambios en los tipos de interés o la inflación
  • Aporta flexibilidad: La ley permite una negociación a la hora de determinar las condiciones. Pudiendo las mejor asesoradas, en llegar a acuerdos personalizados.

 

El mejor proveedor de financiación 

Realizar el estudio de las diversas entidades y ser convenientemente asesorado es fundamental para ahorrar tiempo y costes. Lo mejor en estos casos es contar con una asesoría como IDF All Financing, quienes ayudan a las empresas a conseguir el renting que mejor se ajusta a sus necesidades permitiendo conservar liquidez para afrontar nuevos proyectos y crecer más rápidamente.

Sergio Osuna Marcos

IDF

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Elige tu perfil y descubre

como podemos ayudarte